La Responsabilidad Social Empresarial no es sólo responsabilidad del Consejo de Administración de una empresa -en tanto órgano que define la política de responsabilidad social a aplicar-, sino que se ha de desarrollar transversalmente con los diversos departamentos y áreas funcionales de la misma, convirtiéndose así en una herramienta que ayuda a aplicar y transmitir la estrategia de la compañía.

Libertas 7 es fruto de un proceso de concentración empresarial que inició su andadura en el ejercicio 2006 (con la fusión por absorción de S.A., Playa de Alboraya  y, ya en el ejercicio 2007, de Valenciana de Negocios, S.A.). Este proceso permitió encauzar la estrategia del nuevo Grupo Libertas 7, integrado por dos Áreas de Actividad -la inmobiliaria y la de inversiones-, en aras al crecimiento en un escenario económico que en los últimos años se ha visto sacudido por la crisis económica.

En el ejercicio 2013, y a pesar del escenario de crisis, el Consejo de Administración decidió acometer un nuevo proceso de reflexión estratégica con el fin de fijar las prioridades y objetivos de actuación

Los ejes de dicha reflexión estratégica son:

  • Preservar el patrimonio
  • Reconstruir la cartera de participadas
  • Generar servicios poniendo en valor el Know-How
  • Desarrollar promociones rentables

 

Los resultados de los trabajos realizados fueron expuestos al Consejo de Administración en sesiones realizadas a partir del mes de julio de 2013. Los planes de acción derivados de estos trabajos fueron definitivamente aprobados por el Consejo de Administración en su sesión de 27 de marzo de 2014.

Dichos planes de acción, por lo que afecta al Área de Inversiones, se centran en la reconstrucción de la cartera de participadas/capital privado y en la redefinición del modelo de inversión. Se ha realizado una revisión en profundidad de las inversiones acometidas hasta la fecha dentro de la cartera de asociadas/capital privado, al tiempo que se están actualizado las herramientas históricamente empleadas en el análisis de inversiones de la cartera de bolsa. Asimismo, se ha procedido al análisis de las características que definen la filosofía de inversión definiéndose los modelos que determinarán las futuras inversiones.

Por su parte, los planes de acción referidos al Área Inmobiliaria -basados en posicionar el Área Inmobiliaria para aprovechar el futuro ciclo expansivo del mercado inmobiliario, la capacidad financiera de la compañía y su eficiente estructura de gestión- han sido desarrollados durante el ejercicio 2015, con un seguimiento puntual del Consejo de Administración. Asimismo, la reflexión estratégica del Área Inmobiliaria ha permitido analizar en distintos escenarios las proyecciones y planes de actuación tanto en promoción, como en las actividades de arrendamientos y de servicios a terceros.

Dentro de la estrategia corporativa de la empresa, el órgano de administración ha supervisado las políticas de financiación y liquidez, siendo el principal objetivo conseguido en 2015 la significativa reducción del endeudamiento de la compañía con entidades financieras. Con todo, en el ejercicio 2015 los administradores han primado el esfuerzo realizado en el saneamiento del balance de la compañía, destacando la reducción de la deuda neta en un 10%.

En 2015 el departamento de auditoría y control interno ha continuado su actuación en el desarrollo del sistema de control interno de la compañía, siempre en cumplimiento de las exigencias propias de las compañías cotizadas y bajo la supervisión directa del Comité de Auditoría. En concreto, durante el ejercicio 2015, el Comité ha proseguido con el desarrollo del plan de actuación que se acordó en el ejercicio 2012 a partir del Informe “Diagnóstico sobre SCIIF” elaborado por KPMG, desarrollándose medidas de prioridad alta y media en el control interno. Sobre este aspecto se informa detalladamente en el Informe sobre Actividades del Comité de Auditoría.

 

estrategia